El Instituto de Salud Carlos III puso en marcha el proyecto IMPaCT con el objetivo de profundizar en la medicina de precisión. Así, puso en marcha numerosos estudios e iniciativas como la cohorte IMPaCT. Una cohorte es un conjunto de personas de seguimiento a largo plazo y en el caso de la cohorte IMPaCT, este seguimiento se ha puesto en marcha para conocer mejor los factores determinantes de la salud. Este seguimiento se llevará a cabo a lo largo de 20 años y recogerá datos médicos, biológicos y sociodemográficos. Su objetivo es conseguir la participación de 200.000 personas en España. Con los datos de todas estas personas se espera profundizar en el conocimiento de los factores determinantes de la salud y, en consecuencia, una mejora del bienestar de la población, ya que las intervenciones del sistema sanitario podrán adaptarse a las características individuales de cada persona.

En Gipuzkoa, la coordinación de la cohorte IMPaCT se realizará desde Biogipuzkoa, por la Unidad de investigación de Atención Primaria. El investigador principal del Nodo IMPaCT es Rafael Rotaeche. En el caso de Gipuzkoa, el objetivo es que 4.000 personas participen, para lo cual será necesario captar a 800 personas cada año. Así, la búsqueda de voluntariado se ha iniciado en Pasaia y se ha contactado telefónicamente con los ciudadanos para invitarles a participar en la cohorte IMPaCT.

Para fomentar la participación en la cohorte IMPaCT, el pasado 12 de enero se celebró en el Ayuntamiento de Pasaia una rueda de prensa a cargo de Teo Alberro (Alcalde de Pasaia), Itziar Vergara (Directora Científica de IIS Biogipuzkoa), Rafael Rotaeche (Responsable del nodo IMPaCT de Gipuzkoa y responsable del Grupo de Atención Primaria de IIS Biogipuzkoa) y Xabier Sanz (jefe de la Unidad de Atención Primaria de Pasai San Pedro Bidebieta).

El primer edil ha destacado que los participantes en la investigación se le realizarán “exámenes médicos de gran detalle”. que incluyen test cognitivos, un estudio físico y funcional profundo, un electrocardiograma o un ecocardiograma. Está previsto que los participantes reciban un informe con resumen de las exploraciones. Además, no cabe duda de que el equipo informará a los/las participantes de cualquier hallazgo que requiera atención sanitaria y se les facilitará la misma en su centro de salud.

“El estudio IMPaCT es el proyecto de las cohortes de mayor tamaño en España”, destaca Itziar Vergara, directora científica de Biogipuzkoa. La responsable ha agradecido al Ayuntamiento de Pasaia su colaboración en la difusión del proyecto: “El papel del Ayuntamiento es fundamental para conseguir la participación ciudadana de Pasaia y estamos convencidos de que, como en otras ocasiones, los/las pasaitarras responderán con generosidad a la llamada que les hacemos para participar en el IMPaCT”.

Rafael Rotaeche, investigador principal del nodo de Gipuzkoa, da detalles sobre el estudio de Pasaia: “El proceso de selección es aleatorio y proporcional a los datos de población”. La captación de pacientes se prolongará durante cinco años y el seguimiento se realizará durante 20 años. En el nodo Gipuzkoa se incluirán a 800 voluntarios anuales. “La distribución anual de los participantes en Pasaia será de 160 voluntarios entre San Pedro y Trintxerpe, 104 en Antxo y 32 en Donibane. Sumando los 296 de Altza, 96 de Lezo y 112 de Bidebieta, conseguiremos el objetivo de esos 800 al año”.

“Además de facilitar el espacio, nuestro centro ayuda de forma estrecha a los técnicos IMPaCT”, precisa Xabier Sanz, jefe de unidad del ambulatorio. El personal administrativo informa y resuelve dudas a los pacientes. “Es necesario poner en valor esa colaboración y más en unos tiempos tan difíciles para los centros de salud”.

Por tanto, es imprescindible la participación ciudadana una vez que se realiza la llamada. SI TE LLAMAN, ¡VEN!