Los retos que plantea el envejecimiento para la persona y la sociedad, y en concreto la fragilidad, han sido el objeto de estudio del curso “Investigación e innovación en la fragilidad y el envejecimiento” que se ha celebrado los días 21 y 22 de junio dentro de los Cursos de Verano de la UPV/EHU, y en un marco más amplio de políticas como las Líneas Estratégicas del Departamento de Salud, el Plan de Salud 2013-2020, la Estrategia Vasca de Envejecimiento Activo 2015-2020, la Agenda Digital, así como en la Estrategia de Especialización Inteligente  RIS3 Euskadi, en el desarrollo del área biociencias-salud.

El envejecimiento es un fenómeno global y en expansión en las sociedades avanzadas. Los cambios demográficos que conlleva pueden desembocar en desequilibrios importantes en el sistema de atención social y sanitaria que podría amenazar la sostenibilidad del propio sistema en los países desarrollados, entre ellos Euskadi. Es por ello que las políticas públicas y las estrategias de investigación, desarrollo e innovación promovidas desde las administraciones públicas están priorizando la investigación en envejecimiento, siendo su principal prioridad la identificación de los determinantes del envejecimiento exitoso y la prevención de la dependencia.

El curso ha sido dirigido por el Dr. Ander Matheu Fernández (Responsable del grupo de Oncología Celular del IIS Biodonostia de Osakidetza) e Iraitz Manterola Del Puerto (Gestora de iniciativas en campo de la Neurorrehabilitación del área de Salud de Tecnalia) y organizado por el consorcio formado por el IIS Biodonostia, Tecnalia, UPV/ EHU, IK4 y Fundación Matia, que colaboran activamente en este campo desde hace 3 años.

La conferencia “Envejecimiento, investigación e innovación en el contexto de las líneas estratégicas del Departamento de Salud” impartida por María Aguirre, Directora de Investigación e Innovación Sanitarias del Departamento de Salud ha abierto el curso tras la inauguración.

A continuación se ha presentado el “Papel del País Vasco en el Partenariado de la Comisión Europea para el envejecimiento activo y saludable (EIP-AHA)”, a cargo de  Esteban de Manuel, Director del centro de investigación Kronikgune, de Osakidetza.

A lo largo de las dos jornadas se han abordado avances en el estudio biomédico de la fragilidad, desde modelos preclínicos hasta el estudio multiómico y de inflamación, abordajes en atención primaria, intervenciones con ejercicio físico, así como innovaciones y desarrollo de tecnología. Se ha contado con la participación de ponentes del sistema sanitario, de la universidad, centros tecnológicos, del cluster vasco de salud, de empresa, e invitados internacionales.